El Puente de Brooklyn, una de las atracciones estrella de Nueva York

Todo lo que debes saber sobre el Brooklyn Bridge

Tu itinerario de viaje personalizado!

Añade este punto a tu itinerario de viaje. Utiliza nuestra práctica herramienta 100% gratuita: tu plan de viaje personalizado online. ¡Bienvenido a MyNy!

Añadir a myNY añadido
Más detalles sobre MyNY

El Puente de Brooklyn -o Brooklyn Bridge- es uno de los grandes iconos de la ciudad de Nueva York y se ha convertido en una de las visitas imprescindibles si se visita la ciudad. No hay duda de que si viajas a Nueva York pasarás por este punto, pero ¿qué sabes realmente del Puente de Brooklyn?

Consejos para visitar el Brooklyn Bridge

Más abajo os cuento un monton de cosas interesantes sobre la historia y el presente del Puente de Brooklyn, pero empecemos por lo que interesa a la mayoría de viajeros. ¿Cómo visitar el Brooklyn Bridge?

  • Si decides cruzar el puente desde Manhattan hacia Brooklyn, la mejor forma es que cojas el metro hasta la estación de Fulton Street en el Lower Manhattan y desde ahí empieces a caminar.
  • Si quieres evitar las masas de gente planea tu visita para primera hora de la mañana. Si piensas pasar el día en DUMBO puedes comenzar tu visita cruzando el puente desde Manhattan en dirección a Brooklyn.
  • El puente tiene una longitud de casi 2km así que asegurante de llevar calzado cómodo.
  • La mejor vista del Brooklyn Bridge es la que se obtiene desde el Brooklyn Bridge Park, con el horizonte de Manhattan de fondo.
  • Aunque cruzar el puente de Brooklyn es una experiencia única, otra gran forma de ver este puente es realizar un paseo en barco o, incluso, un vuelo en helicóptero.
  • El Puente de Brooklyn también se puede cruzar en bicicleta.

Un día por Dumbo en video

En este video os dejo un ejemplo de como organizamos nosotros nuestra visita al Brooklyn Bridge en nuestro última visita. Cruzamos el puente caminando, nos tomamos un café en Dumbo, paseamos por los principales puntos de visita de la zona, comimos en el Shake Shack y regresamos a Manhattan en bicicleta.

Reproducir video

El nacimiento del Puente de Brooklyn

A principios del sigo XIX Manhattan recibía cada día miles de refugiados que llegaban al continente americano en busca de una vida mejor. En aquel contexto, las viviendas de la isla comenzaron a no ser suficientes por lo que la ciudad tuvo que extenderse al otro lado del East River, y se creó así lo que actualmente se conoce como Brooklyn.

Hacia finales del siglo XIX Brooklyn se había convertido en la tercera ciudad más grande de Estado Unidos. En esa época el East River se adaptó para permitir el tránsito de las grandes embarcaciones que transportaban materiales y alimentos desde Brooklyn a Manhattan, con lo que el barrio se convirtió en un punto de abastecimiento básico para la ciudad. En invierno de 1867 se congeló el río, por lo que el tráfico de embarcaciones se interrumpió. Este fue el punto de inflexión que llevó al gobierno a buscar una solución al tránsito entre ambos lados del río. Se comenzó la planificación de la construcción del puente más mítico de Nueva York, el Puente de Brooklyn.

El Puente de Brooklyn de Nueva York

Construcción del Brooklyn Bridge

El ingeniero jefe del Brooklyn Bridge fue John August Roebling de Thuringia (Alemania), que había emigrado junto con sus padres y su hermana a América. Roebling presentó ya en el año 1857 los primeros bocetos del futuro Puente de Brooklyn, para lo que hizo uso de dos cosas, su experiencia construyendo puentes similares pero de menor envergadura y de su profundo conocimiento del acero, lo que le permitió usarlo para construir un puente más ligero y flexible. Se usaron nada más y nada menos que 22.000 km de cables de acero para construir las 4 partes principales de la pasarela.

La magnífica conservación del Puente de Brooklyn se debe a la inteligente elección de materiales que Roebling hizo en su momento. Así, el arquitecto decidió prescindir del hierro habitual de la época y usar acero para los cables y piedra arenisca y duro granito para las columnas. Estos materiales le permitieron construir una pasarela mucho más larga y que, además, resistía mucho mejor el envite del viento y otros movimientos causados por el trafico y diversos elementos externos. De haberse construido en hierro como hubiese sido lo normal en la época, difícilmente hubiese soportado la vibración de los miles de coches y camiones que lo han cruzado durante cientos de años, por no hablar del tranvía y el tren, que lo cruzan desde hace tiempo.

El Puente de Brooklyn
El Puente de Brooklyn un día de invierno

El Brooklyn Bridge tuvo un alto coste personal para la familia Roebling. John August murió poco después del inicio de la obra de Tétanos y su hijo Washington, quien heredó el proyecto de su padre, sufrió un accidente laboral mientras buceaba inspeccionando la base de la construcción que lo dejo postrado en una silla de ruedas. Así, su mujer, Emily, que fue siempre la fuerza fundamental tras el proyecto, tuvo el bien merecido honor de ser la primera persona en cruzar el puente en la jornada inaugural.

En el momento de la construcción del puente, fue bautizado como «East River Bridge» y su nombre actual «Brooklyn Bridge» tampoco es su nombre original, que es «New York and Brooklyn Bridge». En el año 1883, después de 14 años de construcción, el puente se considero la octava maravilla del mundo ya que era el puente colgante más largo jamas construido. En definitiva, esta claro qeu el Puente de Brooklyn es uno de los más grandes monumentos de Estados Unidos y una parte viva de la historia de Nueva York.

El Puente de Brooklyn en la actualidad

En la actualidad cruzan las 6 vías del puente más de 120.000 automóviles al día y 4.000 transeúntes y más de 3.000 bicicletas lo atraviesan por su piso superior.

Es una parada obligatoria si se visita Nueva York. Pasear por el Brooklyn Bridge y disfrutar de sus maravillosas vistas de el este de Manhattan, con el Pier 17 a sus pies. No os perdáis el Brooklyn Bridge Park y las Brooklyn Heights.

No olvidéis que este recorrido dura más de lo que parece. Tenéis que calcular al menos 45 minutos para recorrer sus 1.883 metros de largo.

Atardecer en Nueva York: Brooklyn Bridge
Puente de Brooklyn al atardecer

Puente de Brooklyn de noche

Visitar el puente de Brooklyn de noche es una experiencia que nosotros sin duda recomendamos. Hay mucha menos gente y la vista sobre Manhattan iluminado es preciosa. Además, en fechas especiales como el 4 de Julio o Nochevieja, en las que la ciudad se ilumina de forma especial y ofrece sus famosos espectáculos de fuegos artificiales, el Brooklyn Bridge se convierte en el punto perfecto para ver el espectáculo.

El Brooklyn Bridge por la noche
Puente de Brooklyn de noche

Nuestros consejos para ver esta parte de Brooklyn

Aprovechad que vais a visitar el Puente de Brooklyn y planificar un día para descubrir esta zona de Brooklyn. Los Brooklyn Hights y su paseo son ideales para pasear durante los días de buen tiempo y, si estáis en verano en Nueva York, podéis aprovechar para descansar y tomaros una copa de vino en el Pilot, un bar situado en un barco que esta anclado aquí.

También podéis comprar comida para llevar en una de las cafeterías de Dumbo y sentaros a comer en el Brooklyn Bridge Park, no existe un restaurante con mejores vistas que eso. O tomaros un cocktail al atardecer en el Rooftop Bar del Hotel 1 de Brooklyn.

En fin, todo esto y mucho más, te lo contamos en detalle es nuestro artículo sobre TODO lo que hay que ver y hacer en Brooklyn.

Puente de Brooklyn en Nueva York

Preguntas frecuentes sobre el Brooklyn Bridge

¿Cuál es el horario del Puente de Brooklyn?

El paso por el puente permanece siempre abierto y es gratuito.

¿Cuál es la mejor hora para visitar el Brooklyn Bridge?

Esto depende de lo que se quiera obtener de la visita aunque en nuestra opinión la mejor hora para visitarlo es pronto por la mañana ya que hay mucha menos gente.

¿Desde qué lado me recomendáis cruzar el puente? ¿En dirección a Brooklyn o en dirección a Manhattan?

Esto depende principalmente de lo que mejor se adapte a tus planes pero si tengo que posicionarme, yo personalmente prefiero cruzar el puente desde Manhattan en dirección a Brooklyn. Este recorrido ofrece una espanta muy especial de la orilla de Brooklyn del East River y una vez es tierra firme, el parque del Brooklyn Bridge nos permite disfrutar de las mejores vistas del skyline de Manhattan (mejores que las que se tienen desde el puente.

 

Sobre el autor
Steffen

Soy Steffen de Loving New York, uno de los aficionados a Nueva York que se ocupan de esta página. Queremos compartir con vosotros nuestro amor por la ciudad de Nueva York y ayudaros con vuestros planes y vuestro viaje a la Gran Manzana. Os escribimos desde Nueva York en vivo para contaros de primera mano qué está pasando. Si tienes preguntas, no dudes en contactarnos a través de cualquiera de nuestras redes sociales. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

¿Te ha gustado este artículo?

Comentarios

Deja una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar sesión Registrarse

myNY - tu planificador de viaje para Nueva York

Aquí puedes registrarte en myNY para empezar a planear tu viaje perfecto a Nueva York. ¿Todavía no tienes una cuenta? ¡Crea la tuya aquí 100% gratis!

5 motivos para usar myNY para organizar tu viaje a Nueva York

¿Has olvidado la contraseña?

Por favor, introduce tu e-mail para recuperar la contraseña.

myNY - tu planificador de viaje para Nueva York

Regístrate ahora en myNY, la herramienta gratuita para la planificación de tu viaje, y empieza a organizar una escapada a Nueva York ya!