Puente de Brooklyn - el puente más famoso de Nueva York
Añadir a my NY

Puente de Brooklyn

Historia del Brooklyn Bridge

de Steffen, 7. diciembre 2016
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
6 Ratings
Cargando…

Este puente es uno de los grandes iconos de la ciudad de Nueva York y se ha convertido en una de las visitas imprescindibles si se visita la ciudad. No hay duda de que si viajas a Nueva York pasarás por este punto, pero ¿qué sabes realmente del Puente de Brooklyn?

Nacimiento del Puente de Brooklyn

A principios del sigo XIX Manhattan recibía cada día miles de refugiados que llegaban al continente americano en busca de una vida mejor. En aquel contexto, las viviendas de la isla comenzaron a no ser suficientes por lo que la ciudad tuvo que extenderse al otro lado del East River, creando lo que actualmente se conoce como Brooklyn. Hacia finales del siglo XIX Brooklyn se había convertido en la tercera ciudad más grande de Estado Unidos. En esa época, además, el East River se adapto para permitir el transito de las grandes embarcaciones que transportaban materiales y alimentos desde Brooklyn a Manhattan con lo que el barrio se convirtió en un punto de abastecimiento básico para la ciudad. En invierno de 1867 se congelo el río por lo que el trafico de embarcaciones se interrumpió. Este fue el punto de inflexión que llevo al gobierno a buscar una solución al transito entre ambos lados del río. Se comenzó la planificación de la construcción del puente más mítico de Nueva York, el puente de Brooklyn.

El Puente de Brooklyn de Nueva York

Construcción del Brooklyn Bridge

El ingeniero jefe del Brooklyn Bridge fue John August Roebling de Thuringia (Alemania) que había emigrado junto con sus padres y su hermana a América. Roebling presentó ya en el año 1857 los primeros bocetos del futuro Puente de Brooklyn, para lo que hizo uso de dos cosas, su experiencia construyendo puentes similares pero de menor envergadura y de su profundo conocimiento del acero, lo que le permitió usarlo para construir un puente más ligero y flexible. Se usaron nada más y nada menos que 22.000 km de cables de acero para construir las 4 partes principales de la pasarela.

La magnífica conservación del Puente de Brooklyn se debe a la inteligente elección de materiales que Roebling hizo en su momento. Así, el arquitecto decidió prescindir del hierro habitual de la época y usar acero para los cables y piedra arenisca y duro granito para las columnas. Estos materiales le permitieron construir una pasarela mucho más larga y que además,  resistía mucho mejor el envite del viento y otros movimientos causados por el trafico y diversos elementos externos. De haberse construido en hierro como hubiese sido lo normal en la época, difícilmente hubiese soportado la vibración de los miles de coches y camiones que lo han cruzado durante cientos de años, por no hablar del tranvía y el tren, que lo cruzan desde hace tiempo.

El Puente de Brooklyn un día de invierno

El Brooklyn Bridge tuvo un alto coste personal para la familia Roebling. John August murió poco después del inicio de la obra de Tétanos y su hijo Washington, quien heredó el proyecto de su padre, sufrió un accidente laboral mientras buceaba inspeccionando la base de la construcción que lo dejo postrado en una silla de ruedas. Así, su mujer, Emily, que fue siempre la fuerza fundamental tras el proyecto, tuvo el bien merecido honor de ser la primera persona en cruzar el puente en la jornada inaugural.

En el momento de la construcción del puente, fue bautizado como “East River Bridge” y su nombre actual “Brooklyn Bridge” tampoco es su nombre original que es “New York and Brooklyn Bridge”. En el año 1883, después de 14 años de construcción, el puente se considero la octava maravilla del mundo ya que era el puente colgante más largo jamas construido. En definitiva, esta claro qeu el Puente de Brooklyn es uno de los más grandes monumentos de Estados Unidos y una parte viva de la historia de Nueva York.

Las mejores atracciones de Nueva York en tu bolsillo

Kleine-coverDescubre lo mejor de Nueva York en este e-paper que incluye:

  • Las 10 mejores atracciones de Nueva York seleccionadas por nuestros expertos
  • Trucos y consejos para disfrutar más de cada punto sin perder tiempo ni dinero
  • Toda la información de los 10 imprescindibles de Nueva York
  • Consejos de transporte para moverte fácilmente entre las atracciones
  • Información turística, curiosidades y datos útiles sobre cada atracción
  • Un formato claro y cómodo para que lo puedas llevar siempre contigo: Perfecto tanto en dispositivos móviles como impreso

El Puente de Brooklyn hoy

En la actualidad cruzan las 6 vías del puente más de 120.000 automóviles al día y 4.000 transeúntes y más de 3.000 bicicletas lo atraviesan por su piso superior.

Es una parada obligatoria si se visita Nueva York. Pasear por el Brooklyn Bridge y disfrutar de sus maravillosas vistas de el este de Manhattan, con el Pier 17 a sus pies. No os perdáis el Brooklyn Bridge Park y las Brooklyn Heights. Nuestro consejo: no olvidéis que este recorrido dura más de lo que parece. Tenéis que calcular al menos 45 minutos para recorrer sus 1.883 metros de largo. Por lo demás, no os preocupéis, da igual qué día o qué hora sea, en cualquier caso tendréis una vista espectacular del puente y desde el puente.

Atardecer en Nueva York: Brooklyn Bridge

Puente de Brooklyn de noche

Visitar el puente de Brooklyn por la noche es una experiencia que nosotros sin duda recomendamos. Hay mucha menos gente y la vista sobre Manhattan iluminado es preciosa. Además, en fechas especiales como el 4 de Julio o Nochevieja, en las que la ciudad se ilumina de forma especial y ofrece sus famosos espectáculos de fuegos artificiales, el Brooklyn Bridge se convierte en el punto perfecto para ver el espectáculo.

El Brooklyn Bridge por la noche

Nuestros consejos: El puente de Brooklyn a pie o en bicicleta

  1. Visitad el “Brooklyn Heights Promenade” en “Brooklyn Heights”. La Calle Furman recorre la orilla del East River en paralelo a Manhattan. Atención: corréis el riego de acabar haciendo fotos de postal. 
  2. Si el tiempo acompaña: Podéis relajaros en el Brooklyn Bridge Park, que se encuentra situado directamente sobre el East River. Es el lugar ideal para recobrar energías  tras la larga caminata a pie por el puente. Además el parque se suele usar para la celebración de bodas, por lo que es fácil encontrarse con imágenes de lo más pintorescas.

Horario de apertura:

El paso por el puente permanece siempre abierto y es gratuito.

Puente de Brooklyn en Nueva York

Descubre más sobre el este puente en nuestra guía más completa sobre Brooklyn:

 

Puente de Brooklyn
DirecciónBrooklyn Bridge
New York
NY 10038
Transporte publicoBrooklyn Bridge / City Hall
¿Te ha gustado este artículo?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
6 Ratings
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iniciar sesión registrarse

myNY - tu planificador de viaje para Nueva York

Aquí puedes registrarte en myNY y planear fácilmente tu viaje a Nueva York.
Saber más sobre myNY

continuar con facebook
¿Olvidaste tu contraseña?

Por favor, introduce tu e-mail para recuperar tu contraseña.

myNY - tu planificador de viaje para Nueva York

Regístrate ahora en myNY, el instrumento gratuito para la planificación de tu viaje, y empieza a organizar tu viaje a Nueva York ya!